El P. Stan Swamy podría estar enfermo de Covid-19

Actualidade
18 Maio 2021

El jesuita de 84 años, gravemente enfermo en prisión, con "dolor de cabeza, fiebre y tos"

El P. Stan Swamy SJ, jesuita de 84 años, activista y defensor de los derechos de los pueblos indígenas, que fue encarcelado el 9 de octubre de 2020 en la prisión de Taloja, Mumbai, está ahora enfermo con los síntomas del Covid-19.

El padre Swamy, que padece la enfermedad de Parkinson en estado avanzado y tiene problemas de audición, se encuentra en una prisión abarrotada en la que varios empleados tienen el virus. Forma parte de un grupo de activistas y defensores de los derechos humanos que han sido falsamente acusados de tener vínculos con el grupo extremista maoísta. La prisión de Taloja está superpoblada y no tiene personal médico, salvo un médico ayurvédico.

El padre Swamy no ha sido sometido a pruebas ni vacunado a pesar de tener 84 años. Se han suspendido las visitas a los presos y sólo se permiten llamadas telefónicas de tres minutos una vez a la semana. Joseph Xavier SJ, amigo y compañero jesuita del P. Swamy  dijo que en una conversación telefónica el sábado 14 de mayo, el P. Swamy dijo: "Me siento mal, tengo un fuerte dolor de cabeza, fiebre y tos. Me siento muy débil".

El P. Joseph Xavier se mostró "muy alarmado" por esto, diciendo del P. Swamy, a quien conoce desde hace muchos años:

"Nunca se queja de nada. En los seis meses que lleva en prisión, nunca se ha quejado, a pesar de las evidentes dificultades. No es fácil, pero me las arreglo, decía... Sin embargo, en esta última conversación, dijo: "Tengo que decirte que no me encuentro bien. Estoy muy débil, muy frágil'.

Lo que está ocurriendo es muy preocupante. Pido al Estado y a las autoridades penitenciarias que reconozcan que no pueden permitirse proporcionar tratamiento médico a los detenidos. Nos haremos cargo y cuidaremos de ellos".

El P. Xavier Jeyaraj, Secretario de Justicia Social y Ecología, añade: "La Compañía de Jesús está profundamente preocupada por el deterioro de la salud del P. Stan Swamy y de todos los demás acusados en el caso Bhima Koregoan-16. Hacemos un llamamiento a todas las autoridades implicadas en la India para que consideren prioritaria la salud del P. Stan y de los demás presos y los liberen sin demora. Si los hospitales de múltiples especialidades no han sido capaces de proporcionar una atención sanitaria adecuada, ¿cómo van a hacerlo las prisiones? Mantenerlos en prisiones abarrotadas durante la pandemia sería una injusticia criminal y un asesinato de la conciencia judicial colectiva".

FAMILIAS DEL GRUPO DE ACTIVISTAS

Las familias y amistades de los activistas han denunciado las pésimas condiciones de la prisión india de Taloja debido a la pandemia de Covid-19 y exigen su liberación inmediata, calificando su encarcelamiento de "sentencia de muerte". El grupo incluye a defensores de los derechos humanos, intelectuales, abogados, académicos, personas con altos cargos en la sociedad civil india y defensores de los derechos de las minorías.

Dada la emergencia sanitaria y el evidente riesgo para la salud de los detenidos, los familiares piden su puesta en libertad, al menos temporalmente, para que puedan recibir los cuidados necesarios en casa o en el hospital, si es necesario.  Los familiares y amigos de los 16 activistas y defensores de los derechos humanos se quejan de que a los detenidos no se les hacen pruebas ni se les vacuna, a pesar de la avanzada edad de muchos de ellos. "No hay ningún plan en marcha. Incluso el personal de la prisión se está contagiando. Parece que en la cárcel la vida no tiene ningún valor", afirma la Dra. Jenny Rowena, esposa del Dr. Hany Babu, diagnosticado positivo de Covid y una grave infección ocular. 

ANTECEDENTES DEL TRABAJO DEL P. SWAMY Y DE SU DETENCIÓN

El P. Stan Swamy ha trabajado durante más de 40 años en la defensa de los derechos a la tierra y a los recursos de los adivasis o comunidades indígenas en el Estado de Jharkhand en la India.  Junto con otras organizaciones documentó en un estudio cómo jóvenes indígenas activistas eran encarcelados y languidecían en prisión durante años, sin ser sometidos a juicio, acusados en virtud de la ley de Prevención de actividades ilícitas (UAPA por sus siglas en inglés), una ley que ha llevado a la detención de más de 5000 personas bajo el gobierno del nacionalista Narendra Modi, muchas de ellas defensores de los derechos de las minorías, acusados de conspirar contra el gobierno o de tener vínculos con extremistas y maoístas. El propio Stan Swamy niega rotundamente las acusaciones y señala en un video grabado dos días antes de su detención “Lo que me está sucediendo no es algo que me suceda a mí solo. Es un proceso más amplio que está teniendo lugar en todo el país. Todos somos conscientes de cómo prominentes intelectuales, abogados, escritores, poetas, activistas, estudiantes, líderes, que defienden los derechos de los adivasis, dalits (intocables) y expresan su desacuerdo con los poderes dominantes están en el punto de mira y son encarcelados”. 

INCIDENCIA PÚBLICA DE LA RED JESUITA Y DE LAS NACIONES UNIDAS

Tal y como señala un reciente comunicado del Secretariado de Justicia Social y Ecología de la Compañía de Jesús, tras su detención, la Compañía de Jesús y diversos grupos de la sociedad civil hicieron campaña, se movilizaron y abogaron en toda la India y en todo el mundo por la liberación de Stan y los defensores de derechos humanos. En un comunicado de prensa del 20 de octubre de 2020, la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, expresó su preocupación por el caso del P. Stan Swamy e instó a las autoridades indias "a liberar a las personas acusadas en virtud de la Ley de Prevención de Actividades Ilegales, por el simple hecho de ejercer los derechos humanos básicos que la India está obligada a proteger".  El 3 de noviembre de 2020, el vicepresidente del Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria, la Relatora especial sobre la Situación de los defensores de los derechos humanos y el Relator especial sobre cuestiones de las minorías de las Naciones Unidas publicaron una declaración en la que expresaban su preocupación por la detención arbitraria y el acoso al padre Stan Swamy en respuesta a su labor pacífica en favor de los derechos humanos.

Fuentes: Secretariado para la Justicia Social y la Ecología, Roma, Valeria Méndez de Vigo