Cursos de verano de la HOAC, "Retos y esperanzas del mundo del trabajo en la era poscovid"

Actualidade
16 Xulio 2021

"De la misma manera, que la pandemia ha agudizado nuestras crisis, los colectivos y movimientos transformadores deberían poder agudizar y profundizar las respuestas a las crisis”.

En el marco de las jornadas de profundización y debate "Retos y esperanzas del mundo del trabajo en la era poscovid", de los cursos de verano de la HOAC, el profesor Jordi Mir (*), autor de "OLA 15M", ha planteado la necesidad de profundizar en los aprendizajes que ha traído la pandemia y utilizarlos como palanca para construir utopías concretas.

El profesor empezó su exposición analizando la pandemia, como un escenario propicio para el resurgir del pesimismo en nuestra sociedad, sin tener en cuenta que las situaciones de crisis, también pueden ser consideradas como oportunidades.

En su opinión la “normalidad” ha sido el origen y la causa de una pandemia que ha agudizado las crisis que ya estaban presentes. La epidemia planetaria ha evidenciado la paradoja que se da en la sociedad actual entre la precarización y la dependencia de [email protected] [email protected] esenciales

Una de sus conclusiones y una de las grandes lecciones de este momento actual es la constatación de la vulnerabilidad y ecodependencia de la persona como especie. “Dependemos de otras especies y no podemos vivir al margen de nuestro planeta, no hay un planeta B”, ha afirmado.

Por último, ante el escenario de mayor precarización laboral, con más personas con necesidades y derechos fundamentales, como el acceso a la vivienda y los suministros básicos, no resueltos, Jordi Mir ha invitado a continuar con el trabajo colectivo que se ha hecho y a aprovechar la oportunidad de empujar la utopía.

El docente e investigador ha recurrido a su consideración del 15M como la gran movilización social de la última década en nuestro país, que explica en parte, no solo la existencia de un gobierno de coalición en España, sino también una respuesta, a pesar de sus limitaciones, a esta crisis diametralmente distinta a la que se aplicó en la crisis de 2008 y 2009, para inspirar la acción colectiva transformadora.

“Se han articulado algunas utopías, como las redes de solidaridad a partir de colectivos preexistentes, surgidos de la anterior crisis, herederos del tejido vecinal o directamente de la nada, dependiendo del terreno en el que han surgido”, ha constatado.

Ha señalado a los sindicatos, de los que ha dicho que “acostumbran a depender de la fuerza que les da la sociedad, a ser más efectivos cuanta más gente está implica y cuanto mayor es la movilización social”, son una herramienta imprescindible y más aún, “si son cada vez menos parte del problema y más parte de la solución”.

Como sociedad todavía están por definir y asumir los objetivos para los próximos años, por lo que ha apostado por, "de la misma manera, que la pandemia ha agudizado nuestras crisis, los colectivos y movimientos transformadores deberían poder agudizar y profundizar las respuestas a las crisis”.

(*) Jordi Mir es profesor en la Facultad de Humanidades de la Universidad Pompeu Fabra y en la de Ciencias Políticas y de Sociología de la Universidad Autónoma de Barcelona y también es autor de "OLA 15 M".

Fuentes: J.L. Palacios, Noticias Obreras, HOAC