COP27 de Egipto 2022: fechas y datos clave de la cita climática

Gaurkotasuna
19 Urria 2022

La COP27 se celebra del 7 al 18 de noviembre de 2022 en la ciudad egipcia de Sharm el Seij.

Uno de los retos será convencer a la población del propio país anfitrión. Según las encuestas, casi el 80% de los egipcios cree que el cambio climático existe aunque sólo el 26% lo atribuye a la acción humana.

La comunidad internacional está reunida en una nueva cumbre climática: la COP27. El objetivo: revisar la situación mundial y las medidas que se han llevado a cabo en todo el planeta para combatir la crisis del calentamiento global. ¿Se logrará esta vez un acuerdo que nos permita frenar la emergencia climática?

¿Dónde se realiza la COP27 de 2022?

La sede de la COP27 este 2022 estará en Egipto. La Cumbre del Clima se celebrará en la ciudad egipcia de Sharm el Seij, a orillas del Mar Rojo, cumpliendo de esta manera con las expectativas de que el encuentro se llevara a cabo en una ciudad del continente africano, del que se espera un gran protagonismo en esta cita, ya que pueden decidirse cuestiones absolutamente decisivas para su futuro.

¿Qué significa COP y cuál es su objetivo?

Las siglas COP hacen referencia a la Conferencia de Naciones Unidas sobre Cambio Climático. En la jerga oficial se define como la Conferencia de las Partes. El número se refiere al total de «ediciones» que esta cumbre lleva celebrándose.

Desde que en 1995 se celebrase la primera, han tenido lugar ya 26 ediciones. La última, la COP26, se organizó entre el 1 y el 12 de noviembre de 2021 en Glasgow, Reino Unido, y citó a cerca de 200 países.

El objetivo fundamental de estas cumbres es acelerar la acción contra el cambio climático de forma conjunta y a nivel global con el fin de alcanzar objetivos ambiciosos puestos sobre la mesa en el Acuerdo de París firmado hace ya más de seis años.

Fechas de la COP27 en Sharm el Seij, Egipto

Las fechas para la celebración de la conferencia de las partes han quedado fijadas entre el  7 y el 18 de noviembre. Este mes suele ser el tradicionalmente elegido para estas reuniones. Recordemos que la anterior cumbre, celebrada en Glasgow, también tuvo lugar a principios de noviembre La cita previa se retrasó al mes de diciembre, obligados por el cambio de sede para su celebración a última hora.

Egipto, país anfitrión de la COP27

EL país ha puesto al frente de la Cumbre a su ministro de Asuntos Exteriores, Sameh Shoukry. Mientras, que su ministra de Medio Ambiente de Egipto, Yasmine Fouad, ha sido nombrada “coordinadora y enviada ministerial” de la COP27.

El anuncio de sus nombramientos se hizo público en una declaración conjunta con el Reino Unido, tras un encuentro con el  que fuera presidente de COP26, el británico Alok Sharma.

Si bien Shoukry ha sido definido por la prensa como alguien que «no posee ninguna experiencia relevante en el cambio climático», ni se le conoce que haya mostrado interés anteriormente por esta materia, Foudad es una científica climática, autora principal de uno de los apartados del  del informe especial sobre desertificación del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático de 2017.

Desde distintos medios de comunicación se ha recordado que Foudad fue copresidenta en las negociaciones financieras de la última cumbre de Glasgow. Además, tiene un máster en Ciencias Ambientales y un doctorado en Ciencias Políticas y Estudios Euromediterráneos, y cuenta con más de 20 años de experiencia en Medio Ambiente y Cooperación Internacional.

Primera tarea de la COP27: convencer a Egipto

Tal vez el primer reto que deba encarar la COP27 sea de la convencer a la población del propio país anfitrión. Según una encuesta de la consultora especializada «Ipsos», casi el 80% de los egipcios cree que el cambio climático existe. Sin embargo, apenas el 26% lo atribuye a la acción humana.

Y ello pese a que Egipto está catalogado como uno de los estados expuestos a graves consecuencias por la crisis climática, en especial las olas de calor, las inundaciones y la escasez de agua.

Uno de los ejes centrales de la próxima cumbre del clima será revisar hasta qué punto se han puesto en marcha las medidas aprobadas en la COP26 para mantener la subida de temperaturas por debajo de 2ºC, y qué otras es necesario desarrollar para alcanzar ese objetivo. Ya de por sí Glasgow se cerró con unos acuerdos que no satisfacían la ambición climática que los expertos y la sociedad esperaba de esa cita.

Los escasos logros de la COP26

La COP26 de la ciudad escocesa obtuvo algunos logros: el Compromiso Mundial para reducir las emisiones de Metano, la Declaración de líderes de Glasgow sobre Bosques y Uso de la Tierra, o el acuerdo para reducir las subvenciones a los combustibles fósiles aceptado por más de 30 países. Pero se trata de pactos que no tienen en el fondo fuerza legal, y cuyo cumplimiento queda en manos de la buena voluntad de los estados.

En Glasgow, el objetivo de eliminar el carbón se quedó en "pedir la reducción de su uso"

Además, uno de los principales objetivos al inicio de la cumbre de Glasgow como era la reducción del consumo de carbón, se disolvió en el último momento por la negativa de India. Para conseguir el apoyo del país asiático la fórmula «eliminación de la energía del carbón» tuvo que ser sustituida por una que simplemente propugnaba su  «reducción gradual».

Son tareas que quedan pendientes para esta COP27. La urgencia por frenar el incremento de temperaturas se ha vuelto a poner en evidencia recientemente, tras la publicación del último informe del IPCC (Panel Intergubernamental de Expertos en Cambio Climático), en el que estos científicos advertían de que la realidad era peor que las previsiones expuestas por el anterior informe.

Apoyo financiero a los países en vías de desarrollo

Si una recalibración de las medidas prometidas en principio por los gobiernos para frenar la subida de temperaturas va a ser uno de los ejes de la COP27, otro de los pilares será el apoyo económico  de los países desarrollados hacia los más vulnerables para afrontar los efectos de la crisis climática y para ayudarles a reducir sus emisiones si se quiere que participen en el proyecto global contra el cambio climático.

Por ese motivo, otro de los principales desafíos de esta cumbre será lograr que los países desarrollados se comprometan a entregar fondos a los países en desarrollo más vulnerables al cambio climático y que son los más afectados por sus consecuencias, pese a ser los que históricamente menos han contribuido a este problema.

Alguno de los objetivos de la COP27

En concreto, durante el COP27 se espera que se haga real de una vez, el fondo de 100 mil millones de dólares para ayudar a los países más vulnerables que prometió el acuerdo alcanzado en Glasgow. La necesidad de recibir medios para luchar contra el cambio climático que están demandando los países más vulnerables se hará más visible al desarrollarse la cumbre en África.

El continente africano es uno de los más golpeados por las consecuencias de la emergencia climática, que ya está mostrando sus efectos a través de sequías intensas, graves incendios, subida del nivel del mar, inundaciones y avenidas, deshielo de los polos, tormentas extremas y disminución de la biodiversidad.

  • Puedes consultar el calendario de eventos aquí
  • Para profundizar más aquí

Fuentes: web eltiempo.com; Mª Jose Montesinos; img: web UN.org