Las empleadas del hogar se organizan a nivel nacional para reclamar sus derechos

empleadas del hogar, encuentro nacional, zaragoza
Gaurkotasuna
05 Martxoa 2019

Más de 50 organizaciones se han reunido en Zaragoza, entre ellas el grupo coordinado por el área de mujeres del SJMValencia. Han acordado unirse para acabar con la precariedad y avanzar en derechos. Los retrasos e incumplimientos de los acuerdos, como el Convenio 189, para equiparar sus derechos al del resto de trabajadores han colmado el vaso.

Este primer encuentro estatal ha sido muy útil, entre otros propósitos, para definir mecanismos de coordinación entre las organizaciones y para concretar un plan de trabajo a corto plazo.

Esta red nacional de empleadas del hogar y de cuidados, es la primera que se crea a nivel nacional y será dada a conocer oficialmente en una nueva reunión en Valencia el próximo 30 de marzo, coincidiendo con el día internacional de las empleadas del hogar.

El objetivo es que esta red nacional no sólo sirva para reclamar sus derechos y como altavoz para sus reivindicaciones, que van más allá de la equiparación de derechos en la Seguridad Social. También piden que se derogue la ley de extranjería, que condena a la exclusión y la clandestinidad a un colectivo formado en un 90% por trabajadoras migrantes.

1.Un sector ampliamente precarizado, con “Cero Derechos”

El sector del empleo doméstico y de los cuidados tiene la tasa más alta de empleo a jornada parcial de todo el mercado laboral; si la media está situada en el 14,6%, aquí alcanza casi al 54%.

Muchas trabajan sin papeles y esto significa: no cotizar a la seguridad social, no poder alquilar un piso o una habitación, no poder traer a la familia usando la reagrupación; ni siquiera poder comprar algo a plazos.

Como consecuencia, tampoco tienen derecho a seguro de desempleo, y como no se utilizan los mismos criterios de cálculo que el resto de trabajadores para cobrar las pensiones, éstas son bajísimas (cuando existen).

Además, se dan situaciones límites dentro del ámbito laboral, especialmente en el caso de las "internas":

  • que pueden trabajar durante varios años como internas para conseguir el arraigo y terminan siendo despedidas, sin haber conseguido papeles
  • que tienen horarios de trabajo y tareas que se prolongan a lo largo de todo el día, sin tener una habitación propia para tener momentos de descanso en su tiempo libre
  • si están a cargo de personas dependientes, que precisan cuidados 24 horas, se dan situaciones de semiesclavitud 

Según los datos recogidos por la Asociación de trabajadoras de hogar Etxeko Langileen Elkartea (ATH-ELE) del País Vasco, el 73% de las internas trabaja más de las 60 horas previstas en la ley de empleo y más del 90% de las trabajadoras internas no llegan a percibir en metálico el salario mínimo interprofesional.

2.Sustitutas de las políticas públicas

Las familias españolas, puedan conciliar gracias a las empleadas del hogar que, en realidad, muchas veces están cubriendo necesidades que deberían estar asumidas por el sistema público, como el de la dependencia o la atención a familias.

En esta situación laboral especial de las empleadas del hogar entra todo: las tareas domésticas, el cuidado de personas no profesionalizado... Y todo se valora de la misma forma. Para este sector el salario de referencia es el mínimo interprofesional. Pero en los convenios colectivos no se valoran igual los distintos trabajos, pero aquí entra todo en el mismo saco.

3.España sigue sin ratificar el convenio 189 de la OIT

El convenio 189 de la Organización internacional del Trabajo, es un tratado internacional que garantiza derechos a las trabajadoras del hogar. Se trata, de una herramienta del derecho internacional, con una serie de medidas de mínimos que los Estado deben cumplir para dignificar el trabajo las empleadas del hogar. A pesar de que España firmó este convenio, nunca lo ha ratificado, paso necesario para que entre en vigor. 

Esta es una de las reivindicaciones de las asociaciones de empleadas del hogar. Recientemente el Gobierno socialista manifestó su intención de ratificarlo, pero hasta el momento no ha sucedido.

Todas las organizaciones presentes en este encuentro se han involucrado y han iniciado ya acciones de movilización ciudadana.

En el caso del SJME Valencia, se ha elaborado un análisis específico del sector, se han realizado movilizaciones en red con otras organizaciones locales y han iniciado una recogida de firmas de online por la plena implementación del convenio 189, aqui.

  • está abierta de manera permanente, para todos los que quieran participar y apoyar a las empleadas de este sector

Fuentes: www.publico.es, Coordinación grupo mujeres SJMValencia, Asociación de Trabajadoras del Hogar ATH-ELE