Escuelas para los niños sirios

Solidaridad con Siria, merece tu SI

Organización(es): EntreculturasyAlboan

Unete!, Movilízate y Firma!, Por la educación en Siria

Entreculturas, ALBOAN y JRS, su organización aliada en Líbano, queremos responder al recrudecimiento de la violencia en Siria y movilizar a la opinión pública para proteger el derecho a la educación y a los niños y niñas que están siendo víctimas del conflicto, tanto dentro como fuera de las fronteras sirias. Además, queremos defender una cultura de la hospitalidad en nuestros países y pedir al Gobierno que apueste por políticas que contribuyan a tales fines tanto a nivel nacional como en el marco de las Naciones Unidas.

Después de 7 años de guerra en Siria,  hay 12 millones de personas en situación de desplazamiento forzado, casi seis millones son refugiadas y, alrededor de un millón, se encuentran en Líbano. Dos millones y medio de niños y niñas han visto interrumpido el cumplimiento de su derecho a la educación.

Esta es nuestra petición al Gobierno de España:

Cuando se cumplen 7 años del inicio de la guerra y ante el recrudecimiento de la violencia, exigimos protección educativa y hospitalidad para las víctimas del conflicto.

1. Exigimos que el papel de España en los diferentes espacios internacionales sea el de impulsar de manera protagonista el respeto al Derecho Internacional Humanitario (DIH) y al Derecho Internacional de los Derechos Humanos (DIDH) en lo que respecta a la protección de las escuelas, encaminada a la creación de espacios seguros para los niños y niñas en contextos bélicos y garantizar de manera efectiva el derecho a la educación en situaciones de emergencia.

España debe hacer uso de su lugar preferente en el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas para hacer efectiva la protección de las escuelas y de la población civil vinculada a estos servicios, bajo el DIH y el DIDH, de la misma manera que lo ha hecho con la misión médica en los países en conflicto.

2. El Gobierno español puede y debe hacer mucho más para favorecer la llegada de personas refugiadas por vías legales. Hay muchas fórmulas posibles que no se están desarrollando por falta de voluntad política, tales como agilizar los trámites de reagrupación familiar, los visados humanitarios y visados de estudios, o alianzas público-privadas.

3. España debe recuperar e invertir en una política pública de cooperación al desarrollo (AOD) robusta, que en 2017 se ha situado en mínimos históricos (0,21% de la Renta Nacional Bruta). 8 de cada 10 personas refugiadas viven en países menos desarrollados y límitrofes con las zonas de conflicto por lo que los Gobiernos de acogida necesitan fortalecer sus políticas de integración para que las personas refugiadas pueden ejercer sus derechos, como el de la educación. Solo el 61% de los niños y niñas refugiadas tienen acceso a la educación primaria, en comparación con un promedio internacional del 91%. En secundaria, el 23% de los y las adolescentes refugiadas van a la escuela, en comparación con el 84% en todo el mundo. En el nivel terciario, mientras que el 34% de los jóvenes en edad universitaria estudian, la cifra de refugiados es del 1%.

Asimismo, España debe aumentar la financiación destinada a la educación en situaciones de emergencia y conflicto, de forma significativa y predecible a lo largo del tiempo. El Gobierno de España debe avanzar con paso firme hacia el 6% destinado actualmente por la UE a la educación en emergencias.

Privar a niños y niñas de su educación supone perder su presente y su futuro, sus posibilidades de aprender, jugar y vivir una infancia y una vida adulta con dignidad. Ese tiempo no se recupera.

Aqui, en este documento tienes nuestro posicionamiento completo.