Sanidad excluye de la prioridad de vacunación a las personas mayores y con patologías graves que están en prisión

Actualidad
19 Abril 2021

El día 19 de abril, la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA) ha denunciado que el Ministerio de Sanidad está excluyendo a las personas mayores y con patologías graves que están en prisión de la priorización en la administración de vacunas contra la Covid-19. Recuerda que el propio Ministerio en la cuarta actualización, de su Estrategia de Vacunación contra la Covid-19, reconoce la “priorización de los grupos vulnerables” y considera a “la población penitenciaria, sin duda, uno de los más relevantes”, por lo que en una petición remitida a Sanidad ha exigido que se la incluya como grupo prioritario de vacunación.

En opinión de la organización, «resulta incomprensible la incoherencia manifestada por el Ministerio de Sanidad en relación con la población privada de libertad» dado que, si bien admite la situación de vulnerabilidad en la que esta se encuentra, «se la saca de los grupos esenciales y se posterga su vacunación, contradiciendo los propios principios y criterios expresados por el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud». Desde el punto de vista de la entidad, se trata de «una exclusión injustificable de la prioridad en la estrategia de vacunación». APDHA apunta que esta situación es especialmente preocupante si se atiende al hecho de que, según el último anuario estadístico del Consejo de Europa (CoE), «España es uno de los países del continente europeo con el mayor número de personas de más de 50 años privadas de libertad» y que, en términos generales, la población reclusa tiene un peor estado de salud respecto a las personas no privadas de libertad.

APDHA critica que las diferentes actualizaciones de la estrategia de vacunación «establecen la priorización de la vacunación de los funcionarios de los centros penitenciarios y relegan a una segunda etapa el acceso a los planes de vacunación a la población reclusa».

Según la entidad andaluza, esta relegación en los planes de vacunación “también desatiende los criterios contemplados por la ‘Estrategia de las vacunas contra el coronavirus’ aprobada por la Comisión Europa” entre los que se incluyen, como grupos prioritarios de vacunación, las personas mayores de 60 años, las personas que por su estado de salud se encuentran en situación de especial riesgo y los grupos socioeconómicos vulnerables y otros grupos de mayor riesgo. APDHA concluye que esta ausencia de priorización en la estrategia de vacunación “también va en contra, tanto de las recomendaciones emitidas por la Organización Mundial de la Salud, como por la propia comunidad científica”.

Por otra parte, la organización ha presentado una petición de información ante la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias (SGIP) y ante el Defensor del Pueblo Español (DPE). En su escrito de respuesta, la SGIP coincide en la necesidad de vacunar a las personas privadas de libertad lo antes posible, ya que “además de beneficios clínicos, permitiría reducir las medidas que esta Institución adopta para la prevención y control de la pandemia en los centros penitenciarios y que podrían suponer limitaciones de derechos a los internos”. Sin embargo, ha trasladado a la organización que “esta priorización de grupos de riesgo no depende de esta Secretaría General». En relación con las peticiones formuladas ante el Ministerio de Sanidad y el DPE, la APDHA advierte que aún no ha obtenido ninguna respuesta.

Fuentes: APDHA, Asociación Pro Derechos Humanos Andalucía