El plástico puede tardar hasta 1000 años en degradarse

el reto de eliminar el plástico
Actualidad
03 Junio 2019

La Ignatian Solidarity Network (ISN) trabaja para conectar y unir a los miembros de la red jesuita para incidir por una variedad de temas de justicia social. El Ignatian Carbon Challenge (ICC) y el "Ayuno de Plástico" son algunos de los proyectos de esta red para sensibilizar sobre el cuidado del medioambiente, de la tierra, desde una perspectiva "diferente".

El Ignatian Carbon Challenge(ICC) comenzó con dos profesores de Cheverus High School en Portland, ME. Buscaban una forma de darle vida a la encíclica “Laudato Si” en el aula. Este comunicado del Papa Francisco nos pide a cada uno de nosotros que protejamos la Tierra, nuestro hogar común.

Los profesores querían traducir, a un nivel sencillo, el mensaje de esta carta y que los alumnos entendiesen y asumiesen de una forma práctica el contenido, evitando el uso de plástico, reduciendo el desperdicio de agua, separando la basura … en resumidas cuentas, una ”conversión ecológica”. Se acercaron a la ISN para ver cómo podrían conectarse con otras escuelas secundarias con objetivos similares.

La idea era crear una serie de desafíos, mini-campañas, que animaran a los estudiantes de las escuelas secundarias jesuitas a promover el cuidado de la creación, y del medioambiente, a través de acciones individuales e institucionales. Estas mini-campañas, eran iniciativas breves, simples y específicas en el tiempo:

  • Proporcionaban formación y pasos de acción concretos y así, los participantes podían moverse a su propio nivel, de manera sencilla y su compromiso mejoraba.
  • Además, brindaban a las personas de toda la red la oportunidad de unirse en un esfuerzo colectivo, educarse a sí mismos y tomar medidas concretas en temas de justicia social.

El primer año de este proyecto ICC, gracias al trabajo en red con ISN, participaron alrededor de 5000 estudiantes y colaboraron profesores de ciencia y teología de 26 escuelas de todo el país.

Por otro lado, con el proyecto "Desafío de Cuaresma sin Plásticos", puso en marcha una mini-campaña para invitar a los miembros de la gran red Ignaciana a participar en un "Ayuno de Plástico".

Así, durante la Cuaresma, más de 250 personas se comprometieron a «renunciar» a los plásticos de un solo uso como práctica espiritual. Los participantes aprendieron sobre los efectos dañinos del plástico de un solo uso y las alternativas a través de correos electrónicos semanales, oraron por la gracia de la «conversión ecológica» con recursos de oración, y se les brindaron oportunidades para incidir por un cambio a escala local y nacional. También se animó a los participantes a conectarse en las redes sociales para compartir problemas y sugerencias durante el ayuno de plástico.

La Ignatian Solidarity Network (ISN) trabaja para conectar y unir a los miembros de la red jesuita para incidir por una variedad de temas de justicia social. Durante los últimos 15 años, ISN ha sido testigo de la evolución del trabajo en red a medida que aumenta la influencia de Internet y las redes sociales, reduciendo las limitaciones de trabajar como una red nacional. En consecuencia, ISN ha adquirido información sobre las mejores prácticas en torno a la creación de redes y la promoción online del siglo XXI, proporcionando una variedad de programas y oportunidades para que los miembros se conecten e inciden desde donde viven.

Fuentes: ignatiansolidarity.net, Ignatian Carbon Challenge(ICC)