Los ODS, pilares esenciales en la reconstrucción poscovid

Actualidad
05 Agosto 2020

“... La realidad no se cambia bregando con ella, sino creando un nuevo modelo que la haga obsoleta...“

Existe un importante consenso entre las instituciones al valorar los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU (ODS) como una de las fórmulas más eficaces para acometer la tarea de recuperar el sistema y de fomentar el desarrollo sostenible como piedra angular en la nueva realidad poscovid-19. Los ODS, por sí mismos, constituyen una hoja de ruta y pueden ser el hilo conductor que nos puede ayudar a restablecer las prioridades para una recuperación sostenible en un momento histórico.

Este necesario consenso ha quedado patente en el I Encuentro BforPlanet Live que ha reunido a representantes de instituciones como el Gobierno de España, la Generalitat de Cataluña, el Ayuntamiento de Barcelona y a destacadas personalidades políticas de América Latina con un mismo propósito: impulsar y defender el valor y la idoneidad de la Agenda 2030 de Naciones Unidas y sus 17 ODS en la recuperación poscovid.

En el contexto actual, de extraordinaria complejidad y alta vulnerabilidad, que se demuestra en la dificultad de algunas sociedades en cuestiones básicas y cruciales, como el acceso al agua o la pérdida de empleo ocasionada por la pandemia, nadie puede negar que las consecuencias de la covid-19 requieren ser revisadas desde la perspectiva del desarrollo sostenible y, más concretamente, desde el punto de vista de los ODS relacionados con la higiene, el empleo o el acceso a la salud.

Pero la aplicación práctica de la Agenda 2030 y sus objetivos exige  tener en cuenta dos cuestiones fundamentales: un compromiso a escala internacional y la alianza de todos los actores implicados.

Los problemas son de índole global y no admiten solución si no es a través de la cooperación internacional y con la participación de todos los actores, incluyendo la sociedad civil. Y para que las alianzas adquieran verdaderos valores de inclusividad, han de alcanzar y extenderse a todos los actores implicados y evitar una polarización de los diferentes estamentos.

 

Fuentes: elpais.com, F.Lombardo