Jornada Mundial por el Trabajo Decente

Iglesia por el Trabajo Decente Jornada Mundial
Actualidad
04 Octubre 2019

“Ahora no es el momento”, “la cosa está muy mal”, “no hace falta que te cuente”, “ahora no hay dinero” […]

La iniciativa «Iglesia por el Trabajo Decente» (ITD) celebra el 7 de octubre, la Jornada Mundial por el Trabajo Decente.

En palabras del papa Francisco: “la política económica debe estar siempre al servicio del trabajo digno” …“cuando la sociedad está organizada de tal modo, que no todos tienen la posibilidad de trabajar, esa sociedad ¡no es justa! La dignidad no nos la da el poder, el dinero, la cultura, ¡no! ¡La dignidad nos la da el trabajo!”.

Este es el quinto año consecutivo que las organizaciones que integran ITD, junto con muchas otras organizaciones sociales, se movilizan para visibilizar la precariedad indecente que sufre el mundo del trabajo.

De nuestra actualidad reciente, todos recordamos las movilizaciones de “las Kellys” (*) y la causa de las empleadas del sector hogar y cuidados que reclaman desde hace años la puesta en marcha plena del Convenio 189 de la OIT (Organización Internacional del Trabajo)

Esta organizacion internacional, ha celebrado recientemente su centenario y en este marco ha destacado la necesidad de orientar todos los esfuerzos a lograr trabajo decente y desarrollo sostenible, con objeto de asegurar la dignidad, la realización personal y una distribución equitativa de los beneficios para todos.

ITD urge a adoptar todas las medidas necesarias para conseguir que el trabajo decente sea una realidad accesible para todas las personas y, en esta Jornada Mundial se moviliza para reivindicar y pedir que:

  1. Todos los poderes públicos se comprometan de forma activa en la construcción de un sistema económico, social y laboral justo, fraterno y sostenible que sitúe a la persona en el centro.
  2. El trabajo sea garante de dignidad y justicia, así como del desarrollo integral de la persona, de sus capacidades, dones y vocación, empezando por las personas más descartadas y excluidas.
  3. El trabajo sea fuente de reconocimiento social y personal, a través de la dignificación de los cuidados, con nuevos planteamientos de políticas sociales, de género y educativas en igualdad entre mujeres y hombres, sin olvidar el derecho a una conciliación real de la vida familiar y laboral.
  4. El trabajo es para la vida, por lo que es imprescindible que se realice en un entorno de seguridad y salud, con condiciones que garanticen la integridad física y psíquica de la persona.

ITD ha invitado a toda la Iglesia, a las comunidades, movimientos sociales y personas de buena voluntad a celebrar y reivindicar juntos esta jornada.

Para apoyar esta iniciativa en redes tenemos #DaLaChapa, #IglesiaporelTrabajoDecente

(*) "Las Kellys" es una abreviatura de "las que limpian", más concretamente, "las mujeres que realizan los servicios de limpieza en los hoteles y establecimientos turisticos (o en el sector turismo). Llevan mucho tiempo reclamando al gobierno una revisión de sus condiciones y aun no lo han conseguido aunque siguen luchando para conseguirlas.

El 5 de mayo de 2015, mediante un acto público de presentación de la Declaración Iglesia por el Trabajo Decente,un buen grupo de entidades y organizaciones de inspiración cristiana se comprometían, a crear  www.iglesiaporeltrabajodecente.org un espacio de coordinación, para favorecer dinámicas de sensibilización, visibilización y denuncia sobre una cuestión central en la sociedad y esencial para la vida de millones de personas: el trabajo humano y anunciar el concepto de trabajo decente «hacia el interior de nuestras organizaciones, hacia la Iglesia en general y hacia la sociedad».

Algunas de las organizaciones son: Cáritas • Conferencia Española de Religiosos (CONFER) • Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC) • Justicia y Paz • Juventud Estudiante Católica (JEC) • Juventud Obrera Cristiana (JOC) ...