Caravanas de Migrantes de CentroAmérica a EEUU: la protesta muda de un pueblo que incomoda

Actualidad
19 Enero 2021

Las caravanas son un fenómeno de éxodo masivo de migrantes que salen de territorio hondureño rumbo al norte, buscando llegar a Estados Unidos. Esas son las caravanas. El gobierno de Estados Unidos, el gobierno de Honduras y un par de impresentables sueltos, responsabilizan a agitadores especializados en atizar a la gente con propósito desestabilizadores.

Las acusaciones tienen escaso asidero. El fenómeno de las caravanas es la expresión desesperada de una población que ya no soporta su situación de angustia e incertidumbre, y que en estos tiempos ha llegado a sus extremos de hambre y desempleo con la pandemia, el paso de los huracanes Eta e Iota, más la corrupción descontrolada del núcleo que tiene control del Estado. Todo ello es una olla de presión en un país en donde el gobierno abandonó las políticas públicas sociales, y las ha sustituido con programas del más puro populismo asistencial, que a fin de cuentas muestra desprecio hacia la gente humilde.

A su vez, la administración pública está conducida por un sector de políticos que han entendido el Estado como su negocio; han saqueado instituciones públicas, y se protegen a sí mismos con el control político del sistema de justicia. La población experimenta indefensión y amenaza, experiencia y sentimiento que se acrecentaron con las elecciones de noviembre de 2017, y que ha entrado en un colapso con el Coronavirus y los huracanes.

De acuerdo a todos los sondeos del ERIC, la población ha dejado de confiar en los políticos, en el Congreso, en el gobierno central, en el gobierno y en la alta empresa privada. Las caravanas son un fenómeno que expresa la frustración y angustia de un pueblo que dejó de creer en soluciones dentro del país, y la decisión de caminar rumbo al norte de América es una expresión extrema de la gente por tomarse la justicia por su propia mano. Es una protesta muda pero políticamente impactante.

Es cierto que el fenómeno de las caravanas busca ser capitalizado por diversos sectores. Pero esa teoría de la conspiración, sin negar que pueda tener una dosis de verdad, es una postura de ese desprecio, discriminación y falta de respeto que los sectores dominantes tienen hacia la gente, de la que nunca esperan que piense y tome sus decisiones por su propia cuenta. Siempre se les ha creído que deben someterse ante el pensamiento y las decisiones de la gente inteligente.

Decir que este fenómeno es producto de mentes y voluntades criminales que se aprovechan de la gente para otros propósitos que hacen daño a los gobiernos, es completamente irresponsable. Insistimos: las caravanas representan el hartazgo de un pueblo que se cansó de esperar respuestas de empleo, salud, vivienda, seguridad y dignidad por parte de quienes conducen el Estado. Y en la primera oportunidad que tiene, emprende el camino, porque ya su mirada la tiene puesta en un norte incierto y riesgoso. Pero nada comparado con la incertidumbre y los riesgos a los que ya está expuesta su vida dentro de Honduras.

Más info aquí.

Fuentes: Nota de prensa 16 enero 2021, Radio Progreso Honduras, ERIC SJ