La artista Daniela Ortiz sale de España por una campaña de amenazas en las redes sociales

Current events
11 August 2020

Daniela Ortiz (Cuzco, 1985) es artista y militante anticolonial de origen peruano y residía en Barcelona desde hace 13 años.

Daniela es una artista muy reconocida y para ella su trabajo artístico se funde con la militancia política; y analiza y denuncia los mecanismos por los cuales en España y la Unión Europea se ejerce una violencia legal contra las personas migradas y racializadas.

La llamaron para que participara en el programa "Espejo Público" y diera su opinión sobre el derribo de los monumentos públicos que exaltan el racismo y el colonialismo. Un alzamiento antiracista que había cogido impulso en Estados Unidos al calor del movimiento Black Lives Matter y tras la muerte violenta del afroestadounidense Georgre Floyd a manos de la polícia en Mineápolis, Minnesota.

Las amenazas, a través de las redes sociales y de forma privada, llegaron tras sus declaraciones sobre la estatua de Colón de Barcelona, sobre la que afirmaba “es un ejemplo de simbología racista y colonial”.

Debido a la “fragilidad legal” en la que se encontraba, contactó con la ONG irlandesa Front Line Defenders, que se dedica a proteger a defensores de los derechos humanos. Ellos/as fueron quienes acompañaron a la activista y a su hijo de tres años en su proceso de salida del país, en solo 24 horas, con destino a Lima.

Rita Bosaho, la directora general para la Igualdad de Trato y Diversidad Étnico Racial en el Ministerio de Igualdad ha mostrado públicamente su apoyo: “Quiero trasladar todo mi cariño y apoyo a la artista antirracista Daniela Ortiz, su trabajo anticolonial y antirracista ha abierto debates muy necesarios para ampliar nuestra memoria y democracia. Defender derechos no puede ser sinónimo de persecución”.

También los directores del Reina Sofía, el MACBA y la Virreina, que han destacado el gran valor de su trabajo artístico, que va a la raíz de la pervivencia de la colonialidad.

Y son muchos los/as activistas y aliados/as antirracistas que han mostrado su solidaridad con Daniela Ortiz, apoyando su discurso y su trayectoria artística. “Como artista, como activista, como madre soltera, como mujer que desenmascara una a una las alianzas entre patriarcado, colonialismo y capitalismo, Daniela Ortiz es un referente tremendo para muchas de nosotras”, afirma Áurea Martín, miembro del colectivo Tanquem els CIE.

Ortiz, ahora desde Perú, mantiene que la denuncia del discurso hegemónico seguirá siendo la base de su trabajo artístico. “Me duele mucho haber tenido que dejar Barcelona –dice-. Lo he hecho muy a mi pesar y espero que pronto se den las circunstancias para que pueda volver. De momento, aquí en Perú me siento más protegida para poder continuar con mi actividad política y de denuncia del racismo institucional”.

Fuentes: LaVanguardia, ElSalto